Como la luz de un sueño, que no raya en el mundo pero existe, así he vivido yo iluminando esa parte de ti que no conoces, la vida que has llevado junto a mis pensamientos... Y aunque tú no lo sepas, yo te he visto cruzar la puerta sin decir que no,curiosear los libros, responder al deseo de mis labios con tus labios de whisky, seguir mis pasos hasta el dormitorio.

Aunque tú no lo sepas te inventaba conmigo, hicimos mil proyectos, paseamos por todas las ciudades que te gustan, recordamos canciones, elegimos renuncias, aprendiendo los dos a convivir entre la realidad y el pensamiento. Espiada a la sombra de tu horario o en la noche de un bar por mi sorpresa. Así he vivido yo, como la luz del sueño que no recuerdas cuando te despiertas. Me gustas cuando callas porque estás como ausente, y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca. Parece que los ojos se te hubieran volado y parece que un beso te cerrara la boca.

Holocausto silencioso


Esta imagen representa un barco de la marina de guerra italiana en pleno rescate de 956 inmigrantes subsaharianos en alta mar. Hoy, al mes escaso de realizarse esta fotografía, ha naufragado otra embarcación frente a las costas italianas y se estima que hay más de 900 inmigrantes ahogados que se traducen ,en palabras textuales de la locutora, en la forma siguiente: "hay casi un millar de cadáveres flotando en el mar o rescatados en la playa".

Las imágenes que acompañan este tipo de noticias son siempre brutales: campamentos improvisados e insalubres en Marruecos, intentos por  saltar la cada vez más complicada valla de Melilla, personas desfallecidas y ateridas de frío rescatadas por las Fuerzas de Seguridad, rostros cabizbajos y desesperados, cuerpos jóvenes abatidos, quizá debido a los sueños truncados.

Pensamientos pesimistas recorren mi cabeza y salen de ella en forma de triste impotencia. Lo estamos haciendo muy mal. Lo hacemos fatal,y ya no sé si debo seguir creyendo en un futuro mejor,francamente. No sé si seguir mirando hacia la utopía o bajar la cabeza y continuar mi camino dando la espalda a este holocausto silencioso.

La felicidad está aquí arriba



Pasión equina, Godín y yo. Fotos de Paco Berrocal

Si se entumecen las piernas, Godín se para al más leve toque de pie en su lomo y, bajo el sol cálido de media tarde, una se despereza ahí arriba, desde dónde se ven las cosas de otra forma. Estar en contacto con los caballos es una terapia prodigiosa contra el estrés o la tristeza. Tener pasión por algo, en concreto  la equitación, me ayuda a sobrellevar los avatares cotidianos, que son ,en ocasiones, bastante molestos.

Yo hablo con mi caballo. Hablo con el mío y con el de mi amigo Paco. Hablo con su yegua y con las yeguas y potros que se me acercan.Hablo con todos los caballos sin diferencia de sexo o edad...
Dicen que hablando se entiende la gente, y he de decir que los caballos entienden más cosas que algunas personas, es más, les gusta que les hablemos porque reconocen la voz casi tan bien como la comida que les vas a dar en el momento preciso.

Después de montar por el campo, saben que has de recompensar su esfuerzo y su buena conducta y lo primero que espera mi caballo son palabras de gratitud hacia él; la palmadita y los vítores que le dicen que es "un campeón". Y lo es, pero sobre todo es uno de los seres que más feliz me hacen de los que pueblan este confuso planeta en el que habito. Y sí, puede que la felicidad, mi trocito de felicidad al menos, tenga que ver con el sitio desde dónde la espero. Eso y el pedazo de atardecer que acabo de contemplar después de una copiosa tormenta que nos ha dejado un mar de lluvia...

"Burradas"

Esto va de vallas. Foto de Ginebra

1. Un enfermo de ébola siembra el terror en un mercado de Monrovia, capital de Liberia. El hombre estaba armado con un palo y buscaba comida. Se había escapado del centro de internamiento para enfermos de ébola porque tenía hambre... Es una noticia cruel que viene a confirmar que, en África, si no te mata la guerra o el ébola, lo hace el hambre...

2. En Marruecos, concretamente en Rabat, abundan los denominados pisos pateras. ¿Qué  es eso de un piso patera en una ciudad marroquí?. Pues son agujeros de menos de setenta metros cuadrados,dónde viven hacinados más de cuarenta personas sin ningún tipo de salubridad. A estos pisos van a parar inmigrantes subsaharianos que han intentado saltar la valla de Melilla y han sido atrapados por la terrible policía marroquí. Algunos no son deportados, sino que son conducidos en autobús por las fuerzas del orden de este país para trabajar como mano de obra semiesclava en la construcción o en la agricultura. Por supuesto, se trata de una violación más de los derechos humanos en Marruecos con respecto a la población inmigrante.

3.  La población civil ucraniana vive el terror de una guerra contra Rusia y también contra el propio gobierno. Ya hay más de un millón de desplazados y muchas personas viven recluidas en los sótanos de sus viviendas, aterrorizadas y sin lo básico para sobrevivir dignamente.
Los rusos son vistos como demonios y las fuerzas de la OTAN movilizan a sus ejércitos hacia los países Bálticos en costosas maniobras militares con el pretexto de intervención. Queda claro que Ucrania es una colonia que se debate entre el Este y el Oeste, mientras la población civil sobrevive como puede,o muere irremediablemente bajo las balas de uno u otro bloque.

4. Tras la operación Margen Protector Israelí, que ha sembrado el terror en Gaza durante este verano, queda un territorio diezmado,destruido y mermado, porque la colonización judía ha avanzado más aún. Israel está devorando este pedazo de tierra en cada operación militar que desencadena. Esa es su único objetivo: acabar con Palestina y con la población palestina. Hay una motivación religiosa, territorial y también racial en todo este tinglado.
Ahora toca (o en los medios de comunicación se habla) de  la reconstrucción. ¡Es tan sumamente absurdo todo!. Destruimos y reconstruimos, como si la vida de las personas que han perdido a sus hijos, a sus padres, a sus amigos, a sus parejas, pudiera reconstruirse.
El daño que se infringe a la población civil palestina no tiene reconstrucción posible, naturalmente.

5. El movimiento islamista sigue asesinando a periodistas y rehenes occidentales delante de la cámara. Internet les proporciona un canal inmejorable: mediante estas macabras representaciones siembran el terror entre sus enemigos y amenazan a occidente. Un monstruo apoyado por los EEUU en algunos conflictos como el sirio, que ahora se ha vuelto contra su creador. Mary Shelley y su criatura Frankenstein... 
Niñas secuestradras, mujeres violadas. La barbarie más atroz.

6. Caddy Adzuba ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias a la Concordia por su lucha y denuncia de las violaciones cometidas en su país, El Congo, contra las mujeres. Detrás de esta violencia contra la mujer existen intereses económicos de las propias multinacionales. Así lo cuenta Caddy, activista amenazada de muerte por los grupos rebeldes congoleños en esta interesante entrevista. Aún nos quedan héroes y heroínas que nos salvan de tanta burrada y tanto despropósito auspiciado y arropado por la hipocresía de la comunidad internacional.

Los sueños de Erik





"Los sueños" de Erik Johansson
Johansson es un fotógrafo sueco afincado en Alemania. Retoca sus fotos y el resultado es, definitivamente, la magia de un mundo onírico y surrealista.
Define su trabajo como una captura de ideas, más que de fotos en sí mismas, y opina que su estilo se basa en ideas surrealistas a partir de imágenes realistas aderezadas con un toque de humor, porque al final es la imaginación la que establece los límites, si es que éstos existen.
Escenarios en los que uno se pierde o quisiera perderse...

De almanaques...

Foto de Michal Solarski

A Benita le gustaba el mar y, como  la mayoría de las mujeres, adoraba tomar el sol y lucir las curvas con  las que la naturaleza le había honrado. Desde su juventud ansió ser retratada para el emblemático calendario Pirelli, pero no lo consiguió, pues los cánones de belleza en aquel tiempo no se ajustaban a la realidad de miles de mujeres: la extrema delgadez y el gusto por la piel y los huesos se alejaba de lo que féminas como Benita pensaban que era o debía ser  el cuerpo femenino.

Pero los tiempos cambian y la suerte también. Así fue como esta sirena vestida de rojo fue inmortalizada por un fotógrafo famoso en plenas vacaciones, no muy lejos de Benidorm y saltó a la fama al convertirse en el mes de agosto del "conocidísimo y sobrevaloradísimo" almanaque de nombre italiano.

La vida nos enseña (ahí tenemos el ejemplo de Benita) que la perseverancia y la paciencia son siempre "las madres de todas las ciencias" y que la esperanza es lo último que se pierde...

Estío





Retratos de verano. Fotos de Ginebra


Un verano que se estira como un gato al sol de otoño, se convierte en inspiración. Un pensamiento, el mismo, en mi cabeza: la reflexión. Un niño con gafas de bucear que da la espaldas a la sierra, quizá porque desea jugar con el mar. La brisa que descoloca los rizos de Marina. El salto de un muchacho hacia la inmensidad de un azul hecho con teselas, y mi caballo que espera una puesta de sol.
Dulces, suaves días que se alargan para acabar convirtiéndose en recuerdos vividos. Imágenes que veo y atrapo. Momentos retenidos en un clic.

"cardos por violetas"

Caballos de vapor. Foto de Ginebra
Camino despacio bajo una lluvia de estrellas y miro atrás por si se me despista mi sombra porque ya no quiera seguirme. Viajo por carreteras secundarias con el viento del oeste soplando en mi cabeza, como queriendo arrebatarme las palabras  o invadir y apropiarse de mis vivencias, robarme lo que llevo dentro... Miro a mi alrededor y soy capaz de cambiar los cardos por violetas; el cielo azul por un fondo esmaltado de gloriosas nubes; el color por monocromo y la distancia por besos...